Cómo inducir el parto de manera natural

La Fecha Probable de Parto. Sabemos la fecha tan bien que incluso llegamos a soñar con ella. En realidad no es tan importante, ya que solo un 5% de los bebés nacen en la FPP. Pero cuando el día llega, esperamos. Esta espera puede ser una de las partes más difíciles del embarazo.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Esto no representa ningún coste adicional para ti.

La espera

Esperamos a que empiecen las contracciones, a romper aguas, a que el bebé aparezca sin más. Y entonces empezamos a contar los días a medida que pasan. Nos preguntamos si hay algo que deberíamos estar haciendo que estamos pasando por alto. La realidad es que el parto solo empezará cuando la madre y el bebé estén preparados. Mientras tanto, puedes intentar conectar con tu cuerpo y tu mente, sentir a tu pequeño y estar preparada para cuando llegue el momento

Hay algunas cosas que puedes probar para intentar que el parto empiece de manera natural. Algunas tienen una base científica y otras son cultura popular o “remedios de abuela”. Recuerda que es tu cuerpo y tu mente, y por ende el cuerpo y la mente de tu bebé. No hay cosas que funcionen para todas, así que solamente prueba aquello con lo que te sientas cómoda. Tu matrona o médico pueden ayudarte en caso de dudas.

¿Qué puedo hacer para inducir mi parto de manera natural?

Te de hojas de frambuesa (¡no te de frambuesa!)

Beber te de hojas de frambuesa causa contracciones en el útero. Fortalece y tonifica el útero y ayuda a que los músculos comiencen a contraerse. Puedes comprar te de hojas de frambuesa en Amazon España o Amazon UK.

Comer piña

Se dice que la enzima bromelina de la piña ayuda en la maduración y el ablandamiento del útero. Además, la piña es diurética, es decir que provoca eliminación de agua a través de la orina. Por tanto, hace que se mueva la vejiga cosa que puede provocar que el bebé se mueva también.

Comer comida picante

Comida mexicana o curry hindú, por ejemplo. Se dice que el bebé se moverá más y puede que desencadene el parto.

Caminar

La gravedad ayuda a que el bebé ejerza presión en el cuello uterino. Además, si subes rampas o escaleras, el ángulo de la inclinación del cuerpo puede ayudar al bebé a descender correctamente.

Relaciones sexuales

Mantener relaciones sexuales puede inducir el parto de manera natural por dos razones. Por un lado, el semen contiene prostaglandinas, que son precisamente las hormonas que se utilizan en algunos tipos de inducción del parto. El orgasmo, por otro lado, libera oxitocina, una hormona que provoca contracciones del útero. *Si se han roto aguas o se ha expulsado el tapón mucoso, no se deberían tener relaciones sexuales por riesgo de infección.

Estimular tus pezones

Con los dedos o con un sacaleches. Estimular los pezones produce oxitocina, que es precisamente la hormona que permite la lactancia ya que produce la leche materna. Como ya se ha mencionado, la oxitocina también provoca contracciones uterinas (esta es precisamente la razón por la que el útero volverá a su tamaño normal después del parto).

Acupuntura/Acupresión

Hecha por un profesional especializado en embarazo y parto. La acupresión es una técnica china tradicional similar a la acupuntura, en la que se utiliza presión física en lugar de agujas. Consiste en ejercer una presión directa y firme en ciertos puntos corporales para ayudar a inducir el parto. Acudimos a una profesional que nos recomendó: presión durante unos segundos en cada zona, descansar un minuto y repetir; hacer unas tres veces al día. Los puntos de presión eran: large intestine 4 point (LI4), spleen 6 point (SP6), bladder 32 point (BL32).

Intenta no frustrarte si nada de lo que pruebas funciona (ya, muy fácil de decir, ¿verdad?). El parto empezará cuando el bebé, el cuerpo y la mente de la madre estéis listos. Tu cuerpo es ahora mismo el sitio más cómodo del mundo para tu futuro recién nacido, ¡no es fácil querer salir de ahí!

 
Te deseo un parto en el que te sientas empoderada como mujer y como madre. ¡Tú puedes!

Follow me:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *