10 maneras de aliviar el dolor de parto

Las futuras mamás son muy afortunadas hoy en día: hay una gran variedad de opciones para ayudarte a lidiar con el dolor de parto. Conocer las opciones que existen te permitirá tomar decisiones informadas y sentirte empoderada durante el parto.

Si estás pensando dar a luz con la ayuda de tu compañero/a o familiar, pueden ser una mejor fuente de apoyo si saben cuáles son tus preferencias respecto a los métodos de gestión del dolor durante tu parto. Hablarlo, leer el plan de parto juntos y resolver dudas permitirá que desarrolléis un mejor «trabajo en equipo» cuando llegue el momento.

A continuación, encontrarás una lista de técnicas, recursos o maneras para ayudar a aliviar tu dolor cuando des a luz. Partiendo de opciones menos medicalizadas (y por tanto menos intrusivas) hasta aquellas más medicalizadas. Si estás pensando tener un parto en casa o te gustaría esperar lo máximo posible antes de ir al hospital, muchas de las siguientes opciones puedes hacerlas en casa.

  1. Adapta el ambiente
  2. Respiración
  3. Posiciones y pelota de parto
  4. Masaje
  5. Baño caliente
  6. Hipnoparto
  7. Máquina TENS
  8. Gas de la risa (Entonox)
  9. Inyección de petidina
  10. Epidural

 

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Esto no representa ningún coste adicional para ti.

1. Adapta el ambiente

Prepara un ambiente que te ayude a relajarte: crea una lista de música o escoge alguna que hayas escuchado anteriormente. Puedes usar velas artificiales sin llama como estas de Amazon si no quieres tener que preocuparte sobre encenderlas o posibles problemas. Luces tenues pueden ayudarte a estar menos pendiente de qué o quién hay a tu alrededor y más concentrada en sentirte conectada con tu cuerpo, tu mente y tu bebé en este momento tan especial. También puedes tener olores que te gusten alrededor, o bien usar aceites esenciales si sabes cuáles son los que pueden ayudarte. Probablemente no sea una buena idea probar olores o música nuevos en el momento de dar a luz. Si estos resultan no ser como esperabas, pueden ser más una distracción que una ayuda. Puedes probarlo con tiempo para asegurarte de que te gusta el ambiente que has pensado y evitar sorpresas desagradables.

Si tu plan es dar a luz en un hospital, puedes llevarte «tu ambiente» contigo cuando decidas ir hacia allí. Auriculares o altavoz para la música, velas artificiales, tus olores… Todas estas son cosas que puedes llevar para intentar replicar un ambiente como en casa que te ayude a estar cómoda y relajada. 

2. Respiración

Respirar profundamente puede ayudarte a gestionar el dolor de las contracciones a la vez que reduce tu frecuencia cardíaca, baja tu presión arterial y permite que más oxígeno llegue a tus pulmones con cada respiración. Cuando una contracción empieza en las primeras fases del parto: inhala por la nariz, retén el aire en tus pulmones durante unos segundos y luego exhala por la boca. El proceso debería repetirse lenta y rítmicamente, cada respiración puede durar entre 8 y 10 segundos (o más o menos según te sientas cómoda). Cuando el parto avanza y es más difícil lidiar con el dolor: prueba a respirar rápidamente durante la contracción, inhalando y exhalando por la boca; una vez la contracción va a menos, vuelve a respirar lenta y rítmicamente hasta que la próxima contracción empiece.

Practicar estas técnicas durante las semanas anteriores al parto puede ayudarte ya que cuanta más práctica tengas concentrándote en tu respiración y en tu mente, más fácil será repetir esas secuencias cuando el dolor de las contracciones empiece. 

3. Posiciones y pelota de parto

La variedad de posiciones que puedes probar durante el parto es muy larga, con variaciones para adaptarlas a tus preferencias y a lo que funciona para ti y para tu cuerpo. Quizás quieres probar muchas posiciones o simplemente variar entre dos o tres que sepas que funcionan y ayudan a aliviar el dolor. Puede que te apetezca moverte para reducir las molestias o quizás prefieras estar quieta si eso te ayuda a estar más concentrada y conectada con tu cuerpo.

Algunas de las posiciones que puedes probar son: inclinada hacia adelante (estando de pie, de rodillas o sentada en una silla estable), a cuatro patas en el suelo, sentada en una silla al revés (apoyando tus brazos en el reposa espaldas), agachada usando mobiliario o cogiendo las manos de alguien, tumbada de lado…

Puedes usar una pelota de parto para tener a tu disposición un abanico más grande de movimientos y posiciones posibles. Esta pelota de parto está muy bien valorada en Amazon, te invito a leer las reseñas que otras madres han escrito. Por ejemplo: sentada en la pelota con tu cuerpo vertical haciendo semicírculos suaves, o arrodillada en el suelo mientras apoyas la parte superior de tu cuerpo en la pelota.

4. Masaje

Si tienes el apoyo de otra persona durante tu parto, un masaje puede ser ayudar mucho a lidiar con las contracciones. Incluso puede ayudarte con sentimientos de incertidumbre o cansancio, ya que te sentirás físicamente cercana a alguien y pueden compartir su energía positiva contigo.

Si sientes contracciones en la parte inferior de tu espalda, masajear esa zona puede aliviarte. En las fases tempranas de parto, la otra persona puede poner su mano plana en tu espalda, ejerciendo presión (suave o menos suave según te vaya mejor) y haciendo movimientos amplios y lentos de arriba a abajo. A medida que el parto avanza, puede ser beneficioso si la persona usa la base de su mano para hacer presión más fuerte exactamente en la zona inferior de tu espalda desde que la contracción empieza hasta que va a menos.

5. Baño caliente

Darte un baño con agua caliente puede ayudarte a gestionar el dolor de las contracciones, especialmente en las primeras fases del parto. También te ayuda a sentirte relajada y más conectada con tu cuerpo, tu mente y tu bebé. Puedes hacer que el baño sea más relajante poniendo música, luces tenues o olores como mencionamos en el apartado de “Adapta el ambiente”. No se recomienda que la temperatura del agua sea superior a 37.5ºC.

6. Hipnoparto

Aprender sobre el hipnoparto durante el embarazo te brindará recursos para ayudarte a sobrellevar el dolor cuando llegue el parto. El hipnoparto utiliza una combinación de relajación/meditación, visualización y técnicas de respiración controlada. Cuanto más lo practiques antes del trabajo de parto, más probabilidades tendrás de poder utilizar las herramientas y tener una experiencia positiva.

Puedes practicar el hipnoparto con un libro, audios o un curso. Hay cursos con profesionales especializados que adaptan los recursos y técnicas disponibles a tus necesidades específicas. Hacer el curso junto con tu pareja de parto puede ser extremadamente útil ya que él/ella puede ayudarte a redirigir tu concentración durante el parto a la vez que a hacerte sentir relajada.

Recomiendo encarecidamente el curso de hipnoparto online de Mind the Mother. Laura en Mind the Mother es una Hipnoterapeuta Cognitiva con experiencia. Su sede está en Londres (Reino Unido) y es bilingüe, así que puede adaptar el curso en español o inglés según tu familia lo necesite. Tiene experiencia trabajando con madres y parejas para ayudar a lograr una experiencia de parto positiva. Laura es flexible y adaptará el curso de hipnoparto a las necesidades específicas de tu familia (como deshacerte del miedo al parto o el miedo al dolor). Aprenderás cómo funciona la mente, cómo afecta a tu cuerpo, cuál es el propósito del dolor y mucho más. El curso incluye técnicas prácticas y material para llevarte con las sesiones.

7. Máquina TENS 

La máquina TENS durante el trabajo de parto es absolutamente imprescindible para muchas madres (incluida yo misma). Es una máquina pequeña que utiliza la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (Transcutaneous Electric Nerve Stimulation, TENS en inglés) para aliviar y reducir el dolor. Se utiliza para muchos problemas, como artritis, dolor de cuello, dolor menstrual o dolor de rodilla. Y por supuesto puede ayudar con el dolor de las contracciones durante el parto. Se recomienda utilizar una máquina TENS específica para maternidad si no tienes experiencia previa con máquinas TENS generales.

¿Cómo funciona?

La máquina TENS emite pequeños impulsos eléctricos que llegan a uno adhesivos que tienes en la piel. Después de poner 4 adhesivos directamente en la espalda como indica el manual de instrucciones (es más fácil de hacer con la ayuda de otra persona), tendrás control total de la máquina, la frecuencia de los impulsos y la leves o intensos que son. Se siente una leve sensación de hormigueo cuando se emiten las pequeñas corrientes. Estas serán agradables y aliviadoras cuando haya dolor (puede ser diferente si alguien lo prueba sin dolor). Cuanto más fuertes sean tus contracciones, más alivio te puede dar.

En algunos hospitales o casas de parto tienen pocas máquinas TENS para todas las plantas de maternidad. Puedes preguntar a tu matrona para saber la disponibilidad de éstas en tu área local. Muchas madres deciden comprar su propia máquina ya que pueden empezar a usarla en casa cuando empiezan las contracciones, de camino al hospital (en taxi o coche, por ejemplo) y mientras están en el hospital sin tener que esperar ni pedirla.

La máquina TENS que utilicé personalmente en mi trabajo de parto en el Reino Unido fue Obi TENS de Babycare TENS comprada a través de Amazon. No puedo recomendarla lo suficiente: sencillamente fue imprescindible para nosotros. Puedes leer una reseña completa de este producto aquí (disponible para comprar a través de Amazon España y Amazon UK).

8. Gas de la risa (Entonox)

El gas y aire (gas and air en inglés o Entonox) es una mezcla gaseosa de óxido nitroso y oxígeno. También se conoce como gas de la risa. Es muy utilizado en países como el Reino Unido o países del Norte de Europa (tanto para partos en hospitales como para partos en casa o home births). No elimina el dolor, pero puede ayudarte a sobrellevarlo. Algunas mujeres dicen que les hace sentir hormigueos o como ir un poco bebidas.

Respiras Entonox a través de una boquilla cuando comienza una contracción (tarda entre 15 a 20 segundos en actuar). En algunos casos, Entonox puede hacer que te sientas mareada, somnolienta o incapaz de concentrarte, pero puedes dejar de usarlo en cualquier momento. En la mayoría de casos es una fuente de alivio del dolor imprescindible para muchos partos naturales.

9. Inyección de petidina

En el Reino Unido y otros países, si nada de lo mencionado anteriormente es suficiente para lidiar con tu dolor puedes pedir una inyección de petidina. La petidina es un medicamento que se inyecta en tu muslo o nalga. Te puede aliviar el dolor y ayudar a relajarte. Sentirás que empieza a funcionar a los 20 minutos de la inyección y el efecto dura entre 2 y 4 horas. Si estás cerca de tener que pujar no está recomendado ya que puede afectar a la respiración del bebé. Tu matrona también te advertirá que si recibes una inyección de petidina no podrás ponerte epidural durante las siguiente 2 horas.

10. Epidural

La epidural es un analgésico local (un tipo de anestesia) que adormece los nervios de la cintura para abajo. La administra un anestesista, por lo que solo está disponible en un entorno hospitalario. Consiste en una inyección en la espalda (en el espacio epidural). Tu matrona o anestesista te informará de los efectos secundarios y los riesgos antes de que decidas si se ponértela o no. Algunos hospitales tienen la opción de epidural móvil, con la que puedes moverte un poco más (en lugar de estar completamente adormecida como con una epidural estándar).

Intenta mantener la mente abierta y ser flexible si se producen cambios en los acontecimientos. A veces, las cosas no salen según habíamos planeado o soñado. Eso no significa que dar a luz no será una experiencia increíble en la que te sientas empoderada como mujer y como madre. Puede que sea diferente de lo esperado, pero puede ser igualmente mágico y especial.

Puedes leer sobre cómo inducir el parto de forma natural o cómo hacer un pulpo para prematuros y recién nacidos. Lee todos los posts aquí.

Te deseo una experiencia de parto positiva sintiéndote conectada con tu bebé, tu cuerpo y tu mente.

Follow me:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *